Cuando pierde tu mejor amigo

Chespirito lo hizo primero