Lo que hizo Jesús para salva a su hermana de su padrastro oh DIOS

Lo que hizo Jesús para salva a su hermana de su padrastro oh DIOS

Pese a que para su corta edad el trabajo ya era suficientemente pesado, Jesús tenía que volver a su casa a las 10:00 de la mañana para darle de comer a su hermana, no obstante, alén del cansancio que esto implicaba, para los dos pequeños esta hora era el auténtico averno, puesto que aprovechando que la casa se hallaba absolutamente sola, Laurel (su padrastro) abusaba de los dos pequeños cuantas veces se le antojaba.

Si bien Jesús llevaba padeciendo 3 años de incesantes abusos, nada le dolía más que ver de qué forma su hermana de cuatro años ahora tenía que vivir el mismo tormento que a él le hacía querer la muerte…

Agotado de todo el sufrimiento, dolor, golpes, insultos y abusos, Jesús tomó una resolución que simplemente le cambió la vida para siempre…

Todo parecía un día normal, el pequeño se levantó a la misma hora y salió como de costumbre directo a su trabajo, sin embargo, ahora algo era diferente…

El reloj marcaba las 10:00 am. Jesús anduvo reposadamente hasta su casa y justo cuando abrió la puerta ahí estaba él… Los chillidos de María resonaban en toda la casa y Jesús sentía que su cerebro explotaría en cualquier instante. De forma instantánea sus ojos se clavaron en el piso, en donde por todos lados había ropa de la menor y del mismo Laurel, quien ya estaba montado sobre la pequeña.

Un sentimiento de odio incontrolable recorrió a Jesús, mas no fue hasta ver los ojos llenos de lágrimas de su hermana, que Jesús se armó de valor y tomó la pistola de arriba de la mesa, esa pistola con la que tantas veces fue conminado y golpeado…

Sin darle tiempo ni tan siquiera de meditar, el pequeño le apuntó a Laurel como tantas veces había soñado y sin titubar un segundo, Jesús tomó del gatillo arrancando con ello el último aliento de aquella bestia disfrazada de hombre.

El cuerpo de aquel monstruo quedó inmóvil sobre el cuerpo de María antes que este pudiese cumplir de nuevo aquella asquerosidad. Por fortuna y debido a su edad, Jesús no pudo ser juzgado, no obstante, y María fueron mandados a una casa hogar en donde reciben terapia sicológica mientras que se decide su situación familiar…

Esta es una de las tantas historias que suceden día con día frente a nuestros ojos, esta es la realidad que desgraciadamente muchos se niegan a ver, es una de las tantas historias que puedes eludir si te sostienes alarma, no te ciegues, abre los ojos y DENUNCIA, hay alguien que te precisa.

Loading...

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *